El verano no se puede acabar sin que hayamos logrado encontrar nuevas actividades que nos apasionen, nos llenen de energía y nos hagan sentir mejores. Para que no vuelvas a tus actividades sin haber aprendido algo nuevo, te recomendamos estas opciones para que te diversifiques sin frenos:

Actividades acuáticas

Sin lugar a dudas, Cancún es el mejor lugar para dar rienda suelta a nuestras habilidades de nado; pero más allá de poder disfrutar su arena suave y mares turquesa, la aventura no deja de estar presente.

Mientras que el snorkel te permite poder apreciar la belleza de los arrecifes gracias a un visor con el que puedes sumergir tu rostro y seguir respirando aire a través de un tubo que sale a la superficie, tu paso será ágil debido a que la práctica común incluye usar aletas. Prácticamente quedarás flotando debido al uso de un chaleco salvavidas, por lo que no implicar un gran consumo de energía. Sin embargo, es necesario que tengas conocimientos previos de natación para que puedas desplazarte de un lado a otro sin temor. Para aprender, tenemos que observar y respetar el ecosistema, no tiene sentido sacar plantas o animales del mar, pues sólo morirían; otro factor importante es sumergirse sin cremas o protector solar para no dañar la vida marina. Si te sientes con confianza, hasta podrías darte el gusto de llevar contigo una cámara acuática y capturar momentos verdaderamente bellos.

El buceo te permitirá sumergirte más allá de lo que logras con el snorkel, incluso podrías llegar a cuevas en la profundidad del mar y encontrar hogares de distintas especies que llamarán tu atención. Quienes lo realizan, practican de forma gradual para acondicionar los pulmones a la densidad del agua y se requiere usar un traje de neopreno para mantener el calor del cuerpo incluso en la fría profundidad del mar donde llega a haber ausencia de luz. Requiere esfuerzo físico porque además de nadar, se va cargando un tanque de oxígeno para seguir respirando a ese nivel. En primer lugar, hay que aprender a manejar el equipo bajo el agua, posteriormente se podrán hacer expediciones del medio ambiente.

El windsurf consiste en ponerte de pie sobre una tabla de surf y aprovechar las corrientes de aire para avanzar con una vela que vas tensando con tu cuerpo; además de que es necesario que aprendas a tener equilibrio sobre la tabla, se trata de entender cómo se puedes usar el viento a tu favor, según por donde llegue y hacia dónde desees avanzar; de lo contrario podrías quedarte varad@ un rato bajo el sol. Toma en cuenta que se le considera un deporte de alto nivel de competencia y cuenta con distintas modalidades.

Encuentra artículos para estas actividades en Centro Maya, Fórum by the sea Cancún y La Isla Cancún.

Ser tú mism@

Por muchos años, la Ciudad de México ha sido llamada “la ciudad de los palacios” por los castillos y construcciones que atesora. Estar ahí es encontrar un sinfín de actividades para todo tipo de personas con gustos e intereses distintos. Sin embargo, entre tantas multitudes, llega a ser algo abrumador dirigirse a cualquier punto en la ciudad.

Desde que llegas, turistear es muy sencillo, pues hay muchas opciones para ver y conocer detalles de la ciudad y la cultura de México en general, existe una larga lista de museos y lugares turísticos que llaman la atención por su construcciones arquitectónicas y el acervo cultural que albergan. Parte de turistear bien, es relacionarse con las personas del lugar que se visita, aquí será sencillo porque nunca faltará quien te haga la plática para compartir alguna anécdota o consejo sobre lo que podrías visitar.

Vayas a donde vayas y hagas lo que hagas, la paciencia será tu mejor compañera. Toma en cuenta que los traslados pueden prolongarse por el flujo vehicular y que el ajetreo de la ciudad puede llegar a ser cansado; sin embargo, si te olvidas de eso o bien, sales a donde quieras con suficiente tiempo, seguro disfrutarás todo lo que encuentres a tu paso y aprovecharás las maravillas que este destino tiene para compartirnos entre centros comerciales y expresiones artísticas en las calles del centro capitalino.

Si la cantidad de información ha sido demasiada, aprender a meditar será tu ancla para no perder la cabeza, esta práctica milenaria enfocada en promover la relajación y encontrarse a sí mismo comienza por hacer consciencia sobre la propia respiración. Mientras hay quienes se enfocan en algún objeto en específico para despejar cualquier otro pensamiento de su mente al meditar, también existen quienes dejan fluir sus pensamientos hasta sentir plenitud. Entre sus beneficios se encuentra la mejora del sistema inmunológico, un mejor manejo de las emociones y ver reducido nuestro nivel de estrés, dejándonos listos para salir a recorrer la ciudad en hora pico sin importar los obstáculos que encontremos en el camino.

Encuentra actividades para distraerte así como para practicar yoga y meditación en Fórum Buenavista, Paseo Arcos Bosques y Paseo Interlomas.

Vivir bien

Es imposible hablar de aprender sin considerar que también podemos hacerlo al viajar porque a través de la comida y la bebida se conocen costumbres de nuestro país que de otro modo, se habrían olvidado hace años.

Guadalajara es una de las ciudades de la República Mexicana donde el uso de la bicicleta ha adquirido mayor auge en los últimos años, cada vez es más común ver que todo tipo de personas la emplean como medio de transporte para dirigirse a sus escuelas, trabajos y compromisos sociales. Basta con perder el miedo y encontrar un punto de equilibrio al pedalear, así como estar conscientes de lo que se encuentra a nuestros alrededores para ser un ciclista hecho y derecho. Tomar en cuenta las reglas de tránsito y conducir sin audífonos para estar al pendiente del peligro son dos consejos que pueden significar la diferencia entre disfrutar o sufrir esta actividad.

Una vez que ya aprendiste a andar en bicicleta, podrás ir a comer a donde quieras. Lo mejor de todo es que aquí hay una serie de lugares donde además de usar ingredientes frescos, se elaboran platillos suculentos. No te puedes perder sus tortas ahogadas (porque en ningún otro lugar sabrán igual), el pozole y las carnitas son otros manjares imperdibles cuando te encuentras en la tierra del mariachi.

Una vez paseados y bien comidos, no podemos quedarnos sin beber tequila, cuyo origen comenzó justamente en el municipio de Tequila en Jalisco para extraer el licor del agave y convertirse en la bebidas que ha representado a nuestro país por años.; con él se preparan unas famosas cazuelas en Tlaquepaque, donde lo mezclan con cítricos. Para deleite de quien lo pide. Por si fuera poco, ahí es posible refrescarse con un tejuino, mismo que en ocasiones se mezcla con nieve de limón; o bien, saborear su tepache. Todo esto con la finalidad de aprender más sobre tu país y las costumbres que se tienen en él.

Encuentra opciones para comer y beber a gusto en Fórum Tlaquepaque, Galerías Guadalajara y Las Plazas Outlet Guadalajara. 

Compartir





;